Inspiración

CRÓNICAS DE MAYO: De mi mamá aprendí.

A mi mamá le debo todo: la vida, mi fé y el amor por las revistas. Mi mamá es la mujer más valiente que conozco, y sé que para los ojos de cada uno la mamá es la mujer más guapa, pero mi mamá en verdad tiene los ojos más bonitos que he visto, y no es porque hayan sido los primeros donde planté mi mirada, sino porque tienen un color que no he vuelto a ver en nadie, un verde oliva con un tinte de caramelo. Hoy es un día difícil para mi mamá, quién perdió a mi abuelita cuando era muy joven y a la cuál yo no tuve oportunidad de conocer, pero sé, por todas las historias que me cuentan de ella, que era una de esas mujeres chingonas – perdón, pero no encuentro otra palabra para describirla – de esas que crían a 7 hijos, que estiran los pesos para que rinda la comida, de esas mujeres que “donde come uno, comen dos”, y de las que “primero Dios, ante todo”. Así que no es de esperar, que mi mamá resultara ser quién, una chingona criada por otra chingona.

Hoy es el día de las madres, y es inevitable para mí no voltear la mirada y el corazón hacia la mía, pero también observo con mucho respeto y admiración a todas las mamás. En verdad creo que no hay entrega más grande que la de una madre hacia un hijo. Y no es de esperar que una madre resulte ser el primer amor de esa personita que llega al mundo dependiendo totalmente de ella, pues nadie se entrega con tanto amor y devoción, como lo hace la mamá. Así que, felicidades mujeres que han entregado su cuerpo, vida y corazón.

Yo quiero hacerle a mi mamá un pequeño regalo, porque está lejos y es difícil darle un abrazo físico, pero con mis palabras, ella sabe que la abrazo mucho, mucho.

De mi mamá aprendí:

A ser valiente, y eso nunca significó no tener miedo, porque mi mamá fue una mujer con miedos, pero valiente. Afronto la vida como iba llegando, a golpes y con una sonrisa, trabajando y con mucha fé. Aprendí que la toalla no se tira, nunca. De hecho, sería mejor decir “de mi mamá no aprendí a tirar la toalla”, en verdad no sé cómo.

Aprendí que el ahorro es más que cuidar el dinero, es disciplina y voluntad.

Mi mamá es el tipo de mujer que te demuestra su amor con acciones, en cada detalle, en estar ahí para sus hijas, en cuidarnos, en – aún ya grandes – apoyarnos como cuando teníamos 12, mi mamá me enseño que así se demuestra el amor. ¡Y le doy tanto gracias a Dios por esto!, porque hoy en día volteo a ver mi vida y me doy cuenta que es el tipo de amor que he buscado tanto de amistades, como de novios y por supuesto, ahora con mi esposo. No necesito que alguien me endulce el oído, necesito alguien que me demuestre su amor con respeto, con acciones, con saber que está ahí para mí. Y eso lo aprendí de ella.

Aprendí que la familia es lo primero. Tal vez ella no lo sepa, pero estoy tan orgullosa de la relación que tiene con sus hermanos, es un amor incondicional. Ella me enseñó que las hermanas deben de estar ahí, no importa qué. Que hay que darlo todo por la familia y no esperar nada, porque cuando lo necesitemos ellas estarán ahí para ti. Y eso es gracias al ejemplo que nos dio.

Mi mamá me enseño a nunca dejar de ser como un niño, ella se divirtió como la niña que algún día fue, y a la cual me encantaría haber conocido, bromea con sus amigas y hace viajes express a la playa con ellas. Ella saborea la vida como una niña, y eso es algo que intento hacer todos los días.

Aprendí a ser humilde, a mirar a los demás por igual. Convivimos con todo tipo de gente, ya que mi mamá tuvo un restaurante por muchos años, y me enseño que todos eramos iguales.

Me enseñó que es mejor dar que recibir, siempre. Mi mamá me enseñó el verdadero amor incondicional.

Con cariño, Vianey.

Previous Post

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply Lulú 18 mayo, 2018 at 11:35 pm

    Vi!!! No puedo más que identificarme aun más contigo <3
    Justo así es mi mamá y me lleno de alegría al leer todo esto pues me recuerda tanto a ella.
    ¡Qué suertudotas hemos sido con estos ejemplos de seres!
    Eres el reflejo de ella, Vi. A través de lo que te conozco por aquí y a través de tus palabras sé que todo eso que admiras de ella, lo llevas en ti, en tu bondad, en tu personalidad y en tu día a día.
    Felicidades a ella cada día y felicidades a ti por aprender de una grande <3
    Un abrazote, amiga!!!

  • Leave a Reply