Vida

6 propósitos de año nuevo: en la era digital

La productividad es un tema complicado hoy en en día (¿no soy la única con este sentimiento, verdad?), estamos saturados de información, notificaciones, distracciones etc. que cada vez hace más difícil estar presentes, y claro, ser más productivos con nuestro tiempo. Este año decidí que mi prioridad sería estar presente, es algo que desde hace tiempo se ha convertido en un reto para mí, por la era digital que estamos viviendo, y también desde que descubrí mindfulness, la atención plena es una herramienta que me ayuda con mi ansiedad, pero mi enemigo para lograr esto: mi celular.

Pero, déjame te cuento porque decidí hacer una lista de propósitos específicamente en mi “vida digital”. 3 cosas: estar presentes, atención plena y productividad. Empecemos por esta última, la realidad es que muchos días – ¡muchísimos! – me encuentro con la misma rutina: perdiendo el tiempo en redes sociales, y posterior con un sentimiento de culpabilidad por no haber logrado todos mis pendientes. ¡Y ni hablar! del sentimiento de vacío – porque sí, un tiempo excesivo en redes sociales provoca un vacío, y hasta depresión…no lo digo yo, lo dicen los expertos – y así mis días, hago una lista física o mental de todo lo que tengo o quiero hacer, y de repente me veo perdida en redes sociales por un buen rato. ¿Por qué seguimos la vida de muchas personas, tan de cerca, y no hacemos de la nuestra algo  maravilloso?, no lo sé. Ahora, no critico las redes sociales, ni siquiera estoy en contra, lo que he estado reflexionando es que, como todo en la vida, todo en exceso es malo. Ahora, la era digital llego muy rápida que ni oportunidad tuvimos de educarnos y prepararnos para utilizarla a nuestro favor.

La intención es ser más productivos, utilizar las redes sociales o nuestro celular para lograr lo que anhelamos, no alejarnos. Ahora, si estas leyendo esto quiero creer que ya eres una persona adulta, eso significa que tú tienes que ser la persona que te eduque, ya no tenemos a nuestros papás atrás de nosotros para decirnos “despégate de esa cosa”, ¿a quién le corresponde?, exacto, a nosotros. Pero bueno, ¿por qué ser más productivos?, para lograr nuestros sueños, para reducir el estrés en nuestra vida, para aprovechar nuestro tiempo mejor, etc. la respuesta es personal, pero sé que la productividad a todos nos beneficies. No importa que pendientes, proyectos o tareas tengas, si aprovechas tu tiempo el resultado será mejor. Por ejemplo, en este momento estoy escribiendo este post, cuando antes tenía el mal hábito de a estas horas del día estar en el celular, según yo “inspirándome”. Mentira, ¿quieres sentirte más creativa? lee ese libro, escucha esas canciones, dibuja, escribe, sal a caminar, háblale por teléfono a una amiga y mantén una conversación con una persona, ve esa película que tanto te fascina, ve alguna plática en TED Talk, etc. Pero créeme, las redes sociales no son la única fuente – ni la mejor – para inspirarte o mantenerte creativa. En todo caso, al contrario. muchas veces me encontraba “apachurrada” por no estar logrando lo que x persona si logra, sin generar ideas propias porque todo el día consumía ideas ajenas o simplemente, vacía por no prestar atención a mi propia vida.

Ahora, estar presentes. Las redes sociales muestran una pequeña, muy pequeña ventana de la vida de cualquier persona ¿eso ya lo sabes, verdad?, bueno, es bonito seguir a esa persona que te inspira o a esa amiga que tanto quieres, pero es más bonito vivir tu vida. Te lo juro. Es más bonito estar presentes, no importa si estas lavando los trastes, en ese momento lavar los trastes debe ser lo más importante en tu vida. Es tu vida, para bien o para mal, es la única que tienes. Y sí, yo recomiendo seguir a esas personas que te hacen feliz, pero no te olvides de tu pequeña o grande vida, como la quieras ver. Al diablo con que sea imperfecta, con que no tengas tal cosa, con que seas como tal persona. Eres tú, y sí por más cliché que se lea: eres únicx. Son tus imperfecciones, son tus trastes que tienes que lavar: be present. Un día va a ser el último día, eso lo tenemos asegurado, y ese día debes voltear a tu vida, y pensar “muy bien, la viví”, que no se te pase de noche tu vida, por estar al pendiente de los demás. De verdad, de sólo pensarlo, me siento aterrada. La vida es difícil para todos, y estoy segura que así como no existe una persona perfecta, tampoco una vida perfecta. Pero es lo único que tenemos, que es más nuestro que nada. Te prometo, que si estas presente, tu vida tendrá nuevos colores, olores, sabores, que no habías vivido.

Estar presente también significa estar presentes con los demás, con esa gente que te ama tal y como eres, que te conoce y que te ve cruda e imperfecta, y aún así, piensa que eres una bendición en su vida. Esas personas se merecen tu atención, tu tiempo y tu cariño. Hoy en día, estoy convencida que el tiempo es el regalo más bonito que alguien puede hacerte. Conecta, deja que tu alma encuentre a esas personas que la hacen sentir como en casa. Las redes nos ayudan a conectar con una comunidad,  y eso es algo muy bueno, pero no podemos olvidarnos del factor humano, de conectar con la gente que nos rodea. En este punto, creo que podemos hacerlo todo, conectar con alguien detrás de un aparato móvil o computadora, pero también con la persona que tienes a lado.

Y por último, la atención plena. Algo que – en verdad – me lo recomendó mi doctora. Nuestra mente es muy poderosa, y nuestra salud mental es igual de importante que la física, así que la atención plena es como un músculo de nuestra mente que tenemos trabajar, tenemos muchos pensamientos, pero hay que aprender a desarrollar una atención plena, para no engancharnos con nuestros pensamientos. Porque así como hay pensamientos buenos, también hay malos. Pero, el celular hace imposible trabajar la atención plena, porque acostumbramos a nuestra mente a irse con el primer distractor que tengamos – ¡hola notificaciones! – y bueno, imposible exigirle a nuestra mente que tenga una atención plena, si no somos capaces de estar enfocados en una tarea.

Ahora, créeme, esto es un reto. Y todas estas líneas son un recordatorio para mí que comparto contigo. Pero es bueno tomar medidas para lograr nuestros objetivos, por eso te comparto los 6 propósitos de año nuevo para esta era digital:

  1. Desactiva las notificaciones. Esto te va a cambiar la vida, te vas a sentir libre. Y es que no podemos esperar trabajar, crear, estudiar, concentrarnos en general, si no terminas esa tóxica relación con ese aparatito que todo el día te esta dando ordenes de atenderlo.
  2. Limpia de cuentas. Si una cuenta no te hace sentir bien, no importa de que trate, déjala de seguir. ¿Qué necesidad?, ahora no significa que una cuenta sea mala, pero a lo mejor no va con tu estilo de vida o conecta contigo. Como en la vida real, tienes que ser selectiva con las cuentas que sigues.
  3. Haz limpia de contactos y apps. Así como limpiar el clóset es bueno cada que inicia un año, es lo mismo. Limpia tu cel o computadora, para que des espacio a nuevas – positivas – energías. Si una app no la utilizaste en lo que fue del año pasado, borrala. Igual, contactos, a veces tenemos contactos que ni sabemos quienes son.
  4. Arma un horario. Es saludable mantenerte actualizado, pero haz un pequeño horario, cada cuando en lo que va del día estarás revisando tu celular, cuánto tiempo le vas a dedicar, en que momento vas a responder correos o mensajes. No tiene que ser algo muy elaborado, puede ser un horario mental, pero esto es más que recomendado, necesario.
  5. 30 minutos antes de dormir, modo avión. Descansa, ¿cuándo fue la última vez que lo último que hiciste o viste en el día no venía de una pantalla?, lee un libro, escucha música, o ve una serie que te relaje. Pero dale un break a tu día, desconéctate y descansa.
  6. Descarga una app que te ayude a ser más productivo. Te recomiendo focus keeper, basado en la técnica de pomodoro. Trabaja por bloques de 25 minutos y toma un break de 5. Esto con el fin de que puedas ser más productivo y enfocado en tus tareas. ¡Las apps a tu favor!

Y como bonus, una vez a la semana, mínimo, haz una llamada. A quien quieras, o a esa amiga que tanto tienes sin escuchar su voz. Gracias a Dios por WhatsApp, ¿pero te acuerdas que divertido era hablar por teléfono?.

 

¿Hay algún proposito que me recomiendes?, me encantaría leerte y saber que piensas. Porque siento que esto es algo que a todos nos afecta, de diferentes maneras, pero todos estamos siendo arrasados por la era digital.

¡Muchas gracias por leer, significa el mundo para mí!

Con cariño, V.

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply