Inspiración

3 propuestas diferentes para tus propósitos de año nuevo

Este año no tengo ni propósitos ni expectativas, me comí las uvas sin pensar en nada e hice exactamente lo que quiero para este año: disfrutarlas y estar ahí presente. Pero antes de que yo misma me deprima por romper  la bonita tradición de las uvas, quiero repasar la definición de un propósito, y la respuesta es que es una intención o el ánimo de hacer algo. Y claro que tengo deseos y hábitos en los que quiero continuar trabajando, y por supuesto que no estoy en contra de los propósitos. Pero – gracias a Dios – llego al 2018 más madura y segura de lo que quiero, por eso decidí no hacer una lista de intenciones, en cambio hacer acciones.

Lo primero, creo que el error más común es que nuestra lista la saturamos con 10 o más propósitos, y claro para Noviembre nos damos cuenta que no logramos todo lo que nos propusimos y llegamos a fin de año prometiendonos que el próximo año ahora sí los vamos a cumplir. En cambio, mi propuesta es enfocar nuestra energía en un área o aspecto que queramos trabajar todo el año, por ejemplo el año pasado decidí que el 2017 sería el año de la confianza. Y traté que en cada proyecto o decisión que yo tomará, estuviera trabajando o desarrollando la confianza. Al final del año me doy cuenta que fue mejor hacer esto y que – con tropiezos y sin ser la persona más segura de sí misma, porque pues soy humana – me siento más confiada, vencí miedos y me di cuenta de muchas cosas en las que aún tengo que trabajar, pero que si no hubiera trabajado un año en la confianza, tal vez no hubiera descubierto. Por ejemplo, aprendí a escuchar a mi ego, ese terrible enemigo de nuestro espíritu, y aunque aún tengo por delante mucho que aprender, siento que fue un buen año para mi confianza.

La idea es que este año lo nombres y toda tu energía este enfocada en ello:

2018 será el año de _____________________

No tengas miedo de ir a lo más profundo o doloroso, al final creo que tenemos que enfrentar las cosas con amor y esta es una bonita práctica para ello.

¿Para qué esperar algo del 2018, sí podemos sorprendernos? Lo más importante es estar presente para que este año no se nos pase de largo, al contrario lo podamos saborear y aprovechar cada oportunidad disfrazada de casualidades o coincidencias.

La segunda propuesta es hacer una lista (corta) de cosas que hacer, no de propósitos. Por ejemplo, si quieres bajar de peso, en lugar de escribir “bajar de peso”, escribe hacer ejercicio 3 veces a la semana, sé clara con tus objetivos y recuerda mantener la lista corta, tenemos la necesidad de aprender a estar enfocados en lo que hacemos, en tener una atención plena para lograr cambios exitosos. Este año en lugar de escribir como propósito “viajar” mejor escribe como pendiente o por hacer inscribirte a buscadores de vuelos baratos, etc. y si lo que quieres es “trabajar la paciencia” invita a un café o tu casa a esa persona que pone a prueba tu paciencia, busca o inventate las oportunidades para cumplir tus objetivos. En la película de Todopoderoso 2, Dios (interpretado por el gran Morgan Freeman) comenta que Dios nos da oportunidades, por ejemplo si le pedimos paciencia, Dios nos la oportunidad o momento para practicar la paciencia, aquí te dejo un link por si no viste esa película, esa escena para mí fue un ¡Pum! Drop the mic moment y entendí todas las veces que le pedí a Dios por valor para enfrentar mi miedo, Dios me dio un sinfín de oportunidades, hasta que poco a poco y con mucha paciencia pude tomar el valor que tanto le había pedido y que pensaba que llegaría por arte de magia.

Por último, y esto lo quiero llevar tatuado conmigo este 2018: piensa más en los demás y menos en ti. Sea cuál sea tu propósito, y que estoy segura que es para tu bien, piensa también en los demás, piensa en comunidad y como resolviendo tus objetivos puedes ayudar a alguien más. ¿Y por qué creo que esto es una buena manera de cumplir propósitos? porque recordando el 2017 – un gran año – creo que estamos muy llenos de nosotros y esto alimenta el ego de cada uno, y el ego aunque aparece disfrazado de “tú eres la reina y te mereces todo” siempre nos termina por quebrar y quebrados es muy difícil lograr lo que nos propongamos. Lo importante aquí es conocer nuestras limitaciones, no tiene nada de malo reconocernos pequeños, como tampoco tiene nada de malo aceptar que no podemos ser bueno en todo, y que tenemos un tesoro que aportar a este bonito mundo y debemos aprovecharlo. ¿Vez la diferencia? en lugar de escuchar a mi ego y compararme y molestarme por lo que no tengo, acepto lo que soy y lo que tengo, mis talentos y admiro aquello que sé yo no tengo para aportar. Mi energía estará en ese tesoro, eso que sí tengo para cumplir con mi propósito de vida. A finales de 2017 México enfrentó un momento muy difícil como lo fue el terremoto, y ese terremoto movió toda una comunidad que dejo de pensar en sí, para pensar en todos. Lo que vimos fue un acto de generosidad que al final terminó impactando a todo un país, aún los que no presenciamos el terremoto. Lo que intentó decir con esto, es que ayudando a los demás nos ayudamos a nosotros, sea cual sea nuestra meta. Servir, apoyar, escuchar, dejar de pensar en nosotros tanto, para pensar en los demás nos llena de fuerza y energía positiva para nuestro propio camino. Yo como una persona activa en redes sociales, me doy cuenta que es momento de bajarle al “Yo” y empezar por “Nosotros” porque somos capaces de apoyarnos entre todos a lograr objetivos, solos nunca podremos. Y esto aplica en ti, en tu casa, en tu círculo y con tus propios propósitos. Pide apoyo, ayuda y sé ese apoyo para alguien más.

Yo tendré que leer esto no una, sino mil veces, porque siempre termino escribiendo un poquito para mi. Pero este 2018 quiero estar presente y no perderme de nada. Conforme vayan llegando los días iré construyendo el año que quiero.

¡Feliz 2018! Y muchas gracias por leer, me encantaría leerte, ¿qué opinas de estas propuestas?

Con cariño, Vi.

 

Previous Post Next Post

You Might Also Like

6 Comments

  • Reply Alethea 9 enero, 2018 at 3:17 am

    Tampoco comí las uvas desesperada por pedir deseos, solo las comí y tienes razón a veces enfocarse en debilidades puede ser más certero que una lista interminable de incumplimientos, justo escribo acerca de eso, esta vez no quiero mil propósitos solo algunos que pueda cumplir… Me inspiras Vi, gracias!

    • Reply Vianey Gutierrez 9 enero, 2018 at 9:55 pm

      ¡Hola Alethea!

      Antes que nada, millón de gracias por leer <3

      Y no podría estar más de acuerdo, hay que enfocar toda nuestra energía en algunos propósitos que también nos permitan cumplir con nuestro día a día, porque si nos saturamos de propósitos más nuestras actividades, pendientes, tareas, trabajo....resulta imposible hacerlo todo, y al final somos humanos, podemos ir paso a paso, lento pero seguro...

      Te mando un abrazo bien grande,
      V.

  • Reply Nurii 9 enero, 2018 at 2:36 pm

    Yo también rompí esa tradición de las uvas y con estas tres propuestas diferentes espero me vaya mejor, también voy a buscar la peli me creerás que no la e visto!?

    • Reply Vianey Gutierrez 9 enero, 2018 at 9:57 pm

      ¡Nuri! Gracias por leer <3 oye sí, tienes que ver la peli jejeje aunque es de comedia, tiene buenos momentos para reflexionar...y ojalá estas propuestas te ayuden, la verdad es que créeme, yo también tengo que estar muy enfocada en ellas jejeje porque también a veces me pierdo entre tantas cosas y sueños, pero despacito que si se puede <3 🙂

      Te mando un fuerte abrazo,
      V.

  • Reply Nazaret · Misterios DECO 10 enero, 2018 at 8:35 pm

    ¡Hola!

    Parece que cuando una se conecta consigo misma, empieza a atraer personas, eventos y experiencias que enriquecen las necesidades propias y la forma de entender el mundo. La segunda mitad de 2017 fue algo turbulenta para mí, pero cerré el año muy bien, contenta y feliz de volver a estar conectada con mi niña interior.

    Y esto no ha hecho sino traerme gente que comparte una visión del mundo más humana, más desde lo esencial y desde el compartir. Tu espacio es uno de esos regalos Vianey. Mi 2018 lo voy a vivir desde el sosiego y la fe, que es mi frase para este año.

    Gracias por tu entrega y tu forma de comunicar. Un abrazo.

    Naza

    • Reply Vianey Gutierrez 11 enero, 2018 at 11:32 pm

      ¡Naza! Antes que nada muchas gracias por leer, y sobre todo por compartir <3 no sabes lo mucho que significa...que te puedo decir, lo has dicho todo "una visión del mundo más humana..." tenemos que hacer todo lo que este de nuestra parte para lograrlo, porque es la única manera en la que podemos entender y aceptar nuestra comunidad y a nosotros mismos, desde la imperfección del ser y empezar a ser felices donde estamos, con lo que tenemos y con lo que somos...estoy segura que el 2018 será un año de mucho aprendizaje, pero sobre todo de paz, porque con fé estamos tranquilos <3 así que te deseo lo mejor, te mando un fuerte abrazo, con mucho cariño,

      V.

    Leave a Reply