Vida

WHEN VIANEY MET HYGGE V2

Lo prometido es deuda, esta semana intenté Hygge y lo primero que quiero decir es que – al menos yo – tengo el hábito de tener mi mente en tres temas a la vez, no sé como estar quieta y tengo una necesidad incontrolable de estar haciendo algo siempre. ¡Que difícil resultó Hygge! Y no porque sea malo, al contrario, sino porque vivimos estresados, ansiosos y con ganas de ser los primeros y presionándonos para ello, pero bueno esto es otro tema.

Esta semana fueron varias metas relacionadas a esta práctica y el resultado no fue excelente, pero si positivo. ¿Por qué no excelente? por lo mencionado anteriormente, pero sí traté de al menos de cumplir con un 60% de las metas.

En 4 días las metas eran:

  • Preparar una comida bien hecha y comer sin el celular, disfrutar lo que yo misma había preparado.
  • Apagar el celular para dormir.
  • Cuidar mis plantas.
  • Break para leer de 30 minutos sin el celular a lado.
  • Encender todas mis velas y ver una peli, sin distracciones.
  • Salir a tiempo del trabajo.
  • Aplicar una tarde de limpieza/spa en mi casa.
  • Tomar un paseo sin datos de celular (para poder escuchar música)
  • Practicar mindfulness mínimo dos días.

Si sospechas que fallé en todas las actividades que requerían el celular apagado, tienes razón. El verdadero reto de Hygge creo que reside en estar presente, porque al final todos nos apuntamos para la comodidad pero parte de su filosofía es estar presentes y establecer relaciones fuertes con los que nos rodea y con nosotros mismos.

IMG_1117

El miércoles le puse más esfuerzo en la cocina y me preparé algo que sabría que disfrutaría, esos minutos extras fueron para mí y poder sentarme y disfrutar. Me tomé el tiempo necesario para regar mis plantas que muchas veces tengo en el olvido pero que alegran mi casa, practiqué mindfulness (5 minutos cada día) y tuve mi tarde de limpieza facial y spa en la casa con mis velas (esto sí que lo disfruté), el resto fue un intento fallido.

Pero esto no me quito las ganas de seguir incorporando Hygge en mi vida, ¡al contrario! Cada día me convenzo más de que estamos aquí para disfrutar, explorar y estar presentes.

Ahora, ¡vamos a platicar! ¿ya habías escuchado este término antes? ¿te atreverías a intentarlo?

Con cariño, Vi.

Entrada anterior Entrada siguiente

Entradas relacionadas

1 Comentario

  • Responder Cindy Elena 22 noviembre, 2017 a las 5:10 am

    Nunca había escuchado sobre el Hygge definitivamente es algo que llama mi atención.

    xo | Cindy Elena
    http://www.boringclothes.com

  • Dejar un comentario