Vida

MINDFULNESS

image-1-17

Un día escucho por primera vez la palabra mindfulness, y al día siguiente la veo en todas partes. Mindfulness ya no es una novedad – gracias a Dios más personas conocen esta práctica – y yo cada día trato de descifrarla. Una persona muy cercana a mí – que conoce mi problema de ansiedad – me recomienda practicar mindfulrness, me comparte una lista de artículos donde puedo leerle mas sobre ella, y me dice que esta práctica ha ayudado a mucha gente, por lo que no se pierda nada en probar.

Mi mente siempre va de prisa, se distrae y trabaja con al menos tres pensamientos a la vez. Te ha pasado?. Y aunque ya me acostumbre al ritmo de mis pensamientos, también puede llegar a ser muy agotador. Sobre todo si esos pensamientos vienen de un lugar llamado: ansiedad. Un lugar no tan mágico, pero real. Así que decidí darle una oportunidad, y no voy a negarles me ha costado muchísimo!

Pero la verdad, me encanto. Ahora ya hay talleres, clases, libros, etc. Yo decidí practicarla desde casa, hacerlo algo más intimo y personal. Y se que para ahora tal vez ya escucharon de Mindfulrness, pero yo quiero compartirles mi experiencia. Pero primero lo primero, qué es mindfulrness?

“Mindfulness o ‘conciencia plena’ consiste en prestar atención, momento a momento, a pensamientos, emociones, sensaciones corporales y al ambiente circundante, de forma principalmente caracterizada por “aceptación” -una atención a pensamientos y emociones sin juzgar si son correctos o no-. El cerebro se enfoca en lo que es percibido a cada momento, en lugar de proceder con la normal rumiación acerca del pasado o el futuro.”

Básicamente, y en mis palabras, mindfulrness es prestar atención y estar presente, esto a través de la meditación y la respiración. Es aceptar el momento y los pensamientos que llegan, sin juzgarlos o querer descifrarlo. Lo único que debes hacer es: estar ahí. Recibes el pensamiento, y lo “guardas”. De esta manera aprendes – o al menos practicas – el hecho de controlar tus pensamientos, o no envolverte en ellos, para poder estar presente en cada momento.

Pero como les decía, mi mente va volando – quiero creer que no soy la única – y de repente ya estoy pensando una cosa, y al instante otra, soy el tipo de personas que cuando entra a internet a buscar algo, termino con al menos 5 ventanas abiertas – no es broma, en este momento tengo 8 ventas abiertas (letras de canciones, wikipedia, pinterest) y así mi vida. Así que ya sabrán lo difícil – y retador – que mindfulrness me resulta.

Pero decidí no darme por vencida. Así que empece a – intentar – practicarla al menos dos veces a la semana. 5 minutos al día. Y aunque es muy poco, es todo un reto: estar sentada por 5 minutos, inhalar exhalar, sin hacer mas que estar presente, ver como aterrizan pensamientos, no juzgarlos y sutilmente retirarlos de mi “espacio” mindfulrness. Todo un reto.

Ya que tengas bien descifrado que es, practicalo. Ahora, si eres como yo y la meditación es todo un reto – que recomiendo totalmente – existen más “caminos” o formas en las que puedes practicar mindfulrness. A continuación te enlisto diferentes formas en las que puedes poner en marcha mindfulrness:

1. Saborea tu bebida mañanera. Ya sea café o té, tomate unos minutos para apreciar el sabor, aroma o sensación que descubres con tu café. Esto lo puedes aplicar con tus comidas. Que sea despacio y a conciencia.
2. Una tarea a la vez. Probablemente este sea el camino mas difícil para mi, pero vale la pena: una actividad o tarea a la vez te ayudara a estar al 100 en lo que haces, aprovecha para comprometerte y descubre que persona te conviertes cuando lo haces.
3. Observa tus pensamientos conformen van llegando durante el dìa. Haz esto sin juzgarlos, solo observa.
4. Realiza caminatas. No importa cuantas a la semana, pero sal y respira. Camina, escucha tus canciones favoritas y no hagas nada más que observar.
5. Por semana plantea una actividad en la que estarás totalmente conectada, que sea un pequeño reto: bañarte, cocinar, limpiar la casa, etc. La que tu quieras, no tiene que ser algo profundo, la idea es que esa actividad durante la semana, será tu practica mindful en donde estarás conectada, la harás a conciencia – lo que quiere decir es que cuando la hagas, trataras de observar, sentir, y nada más. Recuerda, cuando lleguen pensamientos ajenos a la actividad, no los juzgues, solo “guardados para después
6. Una de las mas populares: colorea. Puedes comprar esos libros de mandala, y colorear: y ya estas practicando mindfulrness. Lo único que debes de tomar en cuenta es: estar concentrada en el momento, y observar a tus pensamientos sin juzgar y dejarlos ir.
7. Haz algo muy despacio – algo que disfrutes tanto como comer – leer un libro, tomar un té, pintar, etc.
8. Medita. Yo descargue una de esas apps gratuitas que te van guiando durante la meditación, si eres una newbie como yo.
9. Arma una pequeña rutina, ya sea por la noche o por la mañana, puede ser algo pequeño, en lo que te concretes y te desconectes de tu teléfono.
10. De vez en cuando observa tu respiración. Durante el día y cuando lo recuerdes, observa tu respiración y concéntrate en ella.

Ahora, no se trata de religión o filosofías, se trata de estar presentes. Conforme fui investigando más de minfulness me di cuenta que puede ser lo que yo necesito. Y aunque no llevo años practicándolo, puedo asegurar que he visto cambios- Y aunque esto tiene que ser algo muy personal, si te puedo compartir que he aprendido a diferenciar cuando algo que viene del ego, o del alma.

Con cariño, Vi

Entrada anterior Entrada siguiente

Entradas relacionadas

No Comments

Dejar un comentario