Vida

Encapsula tu armario.

Encapsula tu closet

Antes de tratar de explicar lo que es “encapsula tu armario” tengo que platicarles un poquito de los antecedentes, para que puedan entender cómo fue que llegue ante la decisión de modificar mi armario casi por completo. Bueno, pues resulta que hace unos meses comenzó mi proceso de mudanza y estaba tranquila, ya que me he mudado varias veces desde que vivo en Monterrey, pero conforme se fue acercando la fecha comencé a sentirme diferente, un poco ansiosa y tensa. Los problemas de ansiedad no es un tema ajeno a mí – lo cual es tema para otra ocasión – pero aún y así sentía esa necesidad de hacer cambios. No sé si les ha pasado, que una serie de malos hábitos se van acumulando y llega un punto que o cambias, o cambias. No hay opción. Bueno, así me sentía pero no tenía idea de por dónde comenzar. Algo que influyo es que comencé a meditar, algo que no hacía porque siempre me había costado ¡muchísimo! Pero conforme fui practicando mindfulness me di cuenta que tenía una serie de pequeños hábitos que no me permitían llevar el estilo de vida sano que siempre he anhelado.

Bueno, pues una revelación – que aunque ya lo sabía en el fondo, llego el momento de admitirlo – es que soy una especie de acumuladora. ¿Qué es ser una acumuladora?, pues básicamente ¡no dejar ir nada! Comprar, coleccionar, no desprenderse de nada. Y no, no soy una acumuladora compulsiva de esas que ves en programas de discovery channel jeje. Pero si vi mí alrededor y me di cuenta que estaba llena de cosas, ropa, recuerdos que no dejaba ir. Y no que sea malo guardar el boleto de la primera cita de tu pareja, pero si tenía cosas que no necesitaba y no dejaba ir por “si algún día lo necesito”. Ahora, como les digo el tema de la ansiedad no es ajeno a mí, y comencé a preguntarme si esto podría estar “afectándome” a un nivel más profundo, no nada más el hecho de no tener espacio.

Así fue como comenzó mi investigación, y pues encontré que efectivamente si afectaba. El hecho de que me costara tanto desprenderme de cosas era un reflejo de lo mucho que me cuesta desprenderme emocionalmente, y era bueno – o más sencillo – comenzar por desprenderse de cosas para “liberarnos” de esa tensión o carga en los hombros que a veces sentimos y no sabemos porque. Bueno, pues yo descubrí que gran parte de esa “tensión” estaba ahí en mi hogar, en todo aquello que no me servía o daba un valor a mi vida, y lo único que hacía era quitarme espacio.

Todo esto es un tema de estilo de vida que quiero ir compartiendo con ustedes conforme yo vaya aprendiendo. ¡Porque esto apenas comienza! Tengo mucho que quiero compartirles pero estoy aprendiendo a ir en partes. Estoy buscando un estilo de vida más simple, más minimalista, aprender a vivir con menos, estar más presente, conectarme con mí alrededor de una manera diferente. Pero todo esto lleva tiempo y estoy aprendiendo conforme voy avanzando.

Hoy por hoy estoy trabajando en esto: encapsula tu armario. Y es que cuando comenzó el proceso de mudanza lo primero que hice fue deshacerme de TODO. Es increíble como tenía tantas cosas en un espacio tan pequeño – porque mi antigua casa era muy chica, y ahora me mude a un departamento igual de chico – y no quería llevarme todo conmigo, era la oportunidad de un “nuevo comienzo”. Así que me encontré con este nuevo concepto.

Para poder explicarlo mejor, ¿les ha pasado que se paran enfrente de un closet lleno de ropa, o por lo menos con lo suficiente para vestirse, y aun así sienten que no tienen nada que ponerse?, ¿o gastan dinero en ropa cada que tienen alguna emoción negativa y luego llegan a casa con culpa?, ¿y después te encuentras con un closet que no contribuye con tu estilo o necesidades? Un día pesado en el trabajo y ¿van de compras?

Bueno, pues resulta que tenemos un closet al que le hemos invertido dinero y no tiene sentido. Y lo único que hace es quitarnos espacio, hacernos sentir culpables – y en casos más dramáticos frustrados porque no nos queda, o nos hace sentirnos cómodos – y todo porque nuestras compras no tienen propósito, no amamos lo que compramos y no satisface nuestras necesidades. Y por ende, estamos “cargando” todo eso en nuestro hombro.

Con mi cambio de hogar, me di cuenta de esto: tengo ropa por tener, que no es mi estilo totalmente, ropa que no amo y que solo está colgada ahí esperando el día que lo haga. Ropa que no me favorece. ¿Cómo creen que esto me hacía sentir inconscientemente? Tensa y frustrada, y todo esto sin darme cuenta. Y así vamos por la vida.

Bueno, pues es hora de cambiar. Y sabía que este era el momento perfecto. Cuando leí por primera vez sobre encapsula tu guardarropa no podía creer que había gente que vivía con 30 o 40 piezas por temporada, y no hacían ninguna compra durante. ¡Me pareció sumamente retador! Y así fue como comencé con mi plan: cierto número de piezas (zapatos, blusas, pantalones, vestidos, etc) ahora, con el cambio de casa mis prioridades en cuanto al dinero eran limitadas al momento de pensar en cambiar todo un guardarropa. Pero esto fue lo que hice:

  • Me deshice de toda la ropa que estaba colgada ahí sin sentido, que no me favorecía o sentía cómoda, de ropa que si me gustaba pero por una extraña razón no usaba frecuentemente.
  • Esto lo hice con zapatos y bolsas también.
  • Guarde toda la ropa que no es de temporada, y es que no se ustedes pero yo tenía la costumbre de tenerlo todo ahí: verano, invierno, etc.
  • Arme una capsula – sin número de piezas – con la ropa que estaría utilizando este verano.
  • Compre lo que consideraba esencial y necesario (unas sandalias y un vestido de temporada)
  • Las bolsas, que es un tema más delicado para mí ya que AMO las bolsas, las acomodé de una forma que pudiera rotarlas más y utilizarlas.

Ahora, este es solo el primer paso, no es para nada encapsular mi guardarropa porque como les comento en este momento tenía que hacer lo posible con lo que tenía y prepararme – ya que fue sumamente difícil desprenderme y acomodar el closet por temporada – pero el primero paso esta dado, y como les digo: estoy preparándome para encapsular mi guardarropa en Otoño, ahora sí en forma y esto significa una cantidad de piezas para armar mi closet de manera estratégica que no vuelva a sufrir de “no tengo nada que ponerme”, además de ahorrar, amarlo y tener paz con mi closet, y de paso contribuir con mi nuevo estilo de vida.

Así que podría decir que comencé con el paso de minimizar mi closet, y por ello le dejo mis tips:

  • Define tu estilo personal. Esto es básico, para ello anota TODO que te define, que te hace sentir cómoda, con que piezas te sientes más “tú”, no es tanto lo que te guste sino en base a tu experiencia que te hace sentir más plena.
  • Elige calidad por encima de la cantidad.
  • Compra menos y de manera estratégica. Por temporadas, en básicos, en piezas que puedas aprovechar en más de una estación.
  • Tienes que hacer la costumbre de “depurar” tu closet cada temporada.
  • Elige clásicos por encima de tendencias. Y si te sientes atraída por una tendencia no le inviertas una fortuna.
  • Mantén simple tu closet.
  • Contribuye con guardarropa “re utilizable”. Busca en mercaditos prendas de segunda mano que le den valor a tu closet, que sean piezas únicas y que eviten el “fast fashion”.
  • Si vas a invertir mucho dinero en algo, recuerda tiene que ser algo que necesites y te encante. De otra manera, no tiene caso.

Estos son tips que estoy aprendiendo aplicar en mi vida. Cambiar un hábito toma tiempo, pero siempre es bueno empezar. Llevar una guardarropa más simple, o encapsularlo, va a facilitar eventualmente tener una vida más simple y ligera.

Conforme vaya aprendiendo más, quiero documentarlo y compartirlo en este espacio. Y cuenten que les estaré contando todo sobre un estilo de vida más simple, libre.

Por lo pronto, ¡ya quiero que sea otoño! – Además de ser mi temporada favorita – será mi primera capsula en forma <3 aún no defino la cantidad, me he encontrado con que varía entre 30 o 40, pero más que el número creo que es con lo que uno se sienta cómodo. Y claro que les estaré mostrando las opciones y todo lo que se puede hacer con una capsula.

Con cariño, Vianey

Imagen de Caroline Joy Rector.

Entrada anterior Entrada siguiente

Entradas relacionadas

5 Comentarios

  • Responder Tania 29 junio, 2016 a las 2:17 am

    Que padre Vianey!! Creo que es momento de hacer algo parecido tambien!

  • Responder Gaby 2 julio, 2016 a las 3:36 am

    Hola Vianney,

    Que bueno que estés haciendo esto! Yo lo he pensado mucho y mucho, pero nomás no me animo. Si he sacado varias ideas y si he reducido muchísimo la ropa, pero aún así tengo mucho ropa que ya casi no uso, y sigo comprando :(. Te recomiendo este blog, http://into-mind.com/ tiene guías muy interesantes sobre como minimizar tu guardaropa y se basa en el mismo principio que tu dices del “capsule collection”

    -Gabby
    https://lepetitegaby.wordpress.com/

  • Responder Nancy 7 julio, 2016 a las 5:41 pm

    Que padre, yo también quiero hacer limpia de mi clóset, hay prendas que la verdad ya no uso, es tiempo ya 🙂

    saludos!

  • Responder Capsule wardrobe serie: summer essentials – When Vianey met Jane 15 julio, 2016 a las 11:06 pm

    […] un poco de mi experiencia con mi “capsule wardrobe” del verano. Como les conté en una entrada anterior, este verano estoy trabajando con mucho de lo que ya tenía y por ello la capsula del verano no […]

  • Responder 5 FORMAS DE CONSTRUIR UN CLÓSET MÁS ÉTICO – When Vianey met Jane 28 julio, 2016 a las 3:03 pm

    […] y funcional. Si ya has visitado mi blog sabes que ahorita estoy “trabajando” en algo llamado: capsula de guardarropa, y prometí que estaría compartiendo mi experiencia con esto. Y en mi caso he descubierto que no […]

  • Dejar un comentario