Inspiración

Febrero: Ideas y ejecución

IMG_2272 (1)

En enero había dicho que cada mes iba a comenzar con una pequeña reflexión –y quiero mantener mi promesa- algo así como un “quote” pero más “desmenuzado”. La idea es poder meditarlo y poder trabajarlo durante el mes. O bueno, ¡al menos te invito a intentarlo conmigo!

Como les digo, gracias a las redes sociales estamos todo el día buscando inspiración. Bueno, en mi búsqueda encontré la siguiente frase:

“Ideas están sobrevaluadas, la ejecución es lo que importa” – Casey Neistat

Y siento que fue dicha o escrita para mí. Desde hace unas semanas estoy leyendo “Big magic” de Elizabeth Gilbert – y aunque aún no lo termino – una buena parte de lo que habla es acerca de las ideas. Como ellas llegan a ti y es tu decisión tomarlas, o si no ellas se van y llegan a alguien más. Y esta manera de verlo me encanto, porque creo que nos ha pasado que de repente tenemos una grandiosa idea y le pensamos demasiado que, ¡de repente ya alguien más la está llevando a cabo! :O y tú crees que es imposible que se robaran tu idea. Bueno, la realidad es que la idea no es tuya exactamente hasta que la ejecutas. Mejor dicho, debemos ver a las ideas como un “individuo” que no nos pertenece hasta que nos comprometemos totalmente con el – algo así como una relación – Y creo que Casey a esto se refería.

Y como siempre que busco inspiración, me siento así: bofetada en la cara.

¿Cuántas veces hemos tenido una gran idea, y ya por eso creemos que estamos a mitad del camino? – a mí me pasa, y muy seguido – y nos han enseñado que las ideas son grandiosas, y que tener una idea es fruto de nuestra creatividad, y no es crea que no sea así.

Pero, ¿Qué divide una idea de la realidad?…la respuesta es la acción.

Y la acción, o ejecución, no es más que levantarte y hacer las cosas, trabajar. Y ahí es donde muchas de nuestras ideas se pierden y van en busca de alguien que si quiera llevarlas a la realidad. Porque no somos capaces de comprometernos con esa idea, de darle vida. O en el peor de los casos, creemos que lo haremos y lo vamos postergando.

¿El mensaje?, para mí es muy claro. Yo, al igual que todos, podemos tener grandiosas ideas todo el tiempo, pero nunca valdrán nada hasta que decidamos realizar la ejecución. La ejecución de una idea es donde radica la belleza de nuestra creatividad.

La próxima vez que una idea llegue a mí, seré muy clara: o quiero comprometerme o no, pero no le haré perder su tiempo – tal cual una relación – tanto mi tiempo como el de la idea es valioso. Así que si decido continuar con la idea es porque toda mi energía y cariño estará puesta en la ejecución de esa gran idea que me escogió 🙂

Entrada anterior Entrada siguiente

Entradas relacionadas

No Comments

Dejar un comentario