Sin Categorizar

20.05.2014

Pareciera que nos hemos olvidado de nuestro propio hermano, de nuestro prójimo. Nos hundimos en la intolerancia y nos creemos capaces de lastimar con palabras y acciones a nuestro semejante. Hoy en la mañana me platicaron la historia del niño que falleció a causa de bullying en Ciudad Victoria. No podía creer que un joven de 12 años resultara herido en clases, y después falleciera, no podía dejar de imaginar todo lo que al muchacho podría esperarle en vida, en su familia, etc. Mucha gente lucha, apasionadamente, por diferentes causas. Tenemos mucho que defender. Pero la tolerancia debe de ser nuestra principal causa.

Hasta en los países más pobres de alimento, mientras se esté dispuesto ayudar y a servir, no será tanta la pobreza como la del corazón sin valores, olvidado. La manera más simple de mostrar el amor de Dios, y que Dios nos ama, es con lo que Jesús vino a enseñarnos: el amor del uno con el otro. Esto último lo dijo una gran persona, Madre Teresa.


Con cariño, 
Vianey

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply